Púlsar45 Weblog

Donde lo Permanente, es el Cambio

Decálogo para el desarrollo sostenible en el hogar

Posted by ajsaez3 en abril 11, 2009

Llevo bastante tiempo pensando en cómo plantear este tema, porque no quiero que se entienda como algo cerrado. Mi intención es plantear lo que hasta ahora estamos haciendo en casa para tratar de fomentar lo que en términos generales se ha dado en llamar “desarrollo sostenible”. Insisto en que no lo planteo como algo cerrado, ya que estoy seguro de que aún podemos hacer más cosas, y espero que los comentarios nos ayuden.

Sin que se entienda que el orden importa, ahí van nuestras sugerencias:

1. Como es natural, estamos cambiando paulatinamente las bombillas incandescentes por lámparas de bajo consumo. En esto, como en casi todo, ya nos hemos dado cuenta que lo barato, a la larga, sale caro. Me refiero a que si las comprais en los chinos o las que vienen de oferta en el Alcampo, se rompen antes. Otra cosa: cuando las instaleis, procurad apretadlas fuerte, ya que las vibraciones acortan mucho su tiempo medio de vida. Hace poco Silvia impartió un curso de medio ambiente en el que hicieron una estimación del ahorro que supone cambiar todas las bombillas y es bestial.

2. También estamos cambiando los electrodomésticos, conforme se van rompiendo, por aparatos con el máximo de eficiencia energética. Ahí tengo mi mayor problema de conciencia, porque tenemos 4 aparatos de aire acondicionado relativamente antiguos, así que consumen bastante. Cualquiera de los que hacen hoy en día es bastante más eficiente.

3. Tenemos la batalla ganada a los famosos Standby de la tele, el DVD, el TDT, el disco duro multimedia, la pantalla y los altavoces del PC (creo que se me olvida alguno). Es tan simple como conectarlos siempre a un enchufe múltiple con interruptor. Cuando no los estás usando, apagas el interruptor y listo. El único inconveniente es que el reloj del vídeo, si aún lo teneis, o del horno, nunca están en hora.

4. También teníamos instalados en los grifos los típicos filtros que reducen el agua que sale. Los encontrais en cualquier ferretería. Nosotros desde que los pusimos hace un año no hemos notado casi ningún descenso en el consumo de agua, pero es que justo desde hace un año somos uno más en la familia, así que proporcionalmente, el consumo se ha reducido casi en una cuarta parte. Para los que teneis cisternas de las antiguas, está el truco de meter una botella de 2 litros dentro de la cisterna, lo que ahorra 2 litros cada vez que tirais de ella. En cualquier caso, tanto en las antiguas como en las nuevas, ¿os habeis dado cuenta de que si pulsais el tirador sólo un poco, suelta un pelín de agua? Eso a veces es más que suficiente.

5. El tema de las bolsas de plástico. ¿Os habeis parado a pensar el enorme derroche de bolsas que nos estamos permitiendo? Vas a la panadería y te dan una bolsa. Vas a la farmacia a por unas aspirinas: otra bolsa. Vas a la papelería a por un lápiz, ¡y te lo meten en una bolsa! Nosotros tenemos como principio no coger una bolsa salvo que sea imprescindible. He recuperado hasta la bolsa del pan, de tela, como la que llevaban antiguamente nuestras madres. Cuando voy con el carro del niño, todo lo que cabe lo meto en su bolso o en la bandeja inferior. Y, por supuesto, si vamos al super, nos llevamos nuestro carrito de la compra y no cogemos ni una bolsa, por más que la gente te mire raro… “si no le cobramos nada”…

6. Hablando de ir al super, ¿qué pasa con el coche? En nuestro caso, tenemos el privilegio de vivir en el centro, así que cogemos el coche a lo sumo una vez en semana, sólo cuando es imprescindible. Y que conste que no lo hago como un sacrificio, sino por comodidad. Prefiero ir andando a cualquier sitio. De todas formas, soy consciente de que muchos de vosotros os habeis tenido que ir a vivir a donde Dios tiró el callado para no ir por él y teneis que coger el coche hasta para comprar una barra de pan.

7. Y siguiendo con el super, ahí va nuestro mejor consejo. Comprad en él sólo alimentos no frescos. La carne, el pescado y la fruta, en el mercado de toda la vida. Esto es importantísimo por varios motivos:

  • Es muchísimo más barato. Haced la prueba, por ejemplo, con la fruta. Las diferencias pueden ser abismales.
  • Ofrece más calidad. Y, en esto, de nuevo, la fruta es un gran ejemplo.
  • Así contribuimos a boicotear el abuso que las grandes distribuidoras están cometiendo contra agricultores, pescadores y ganaderos. Las grandes distribuidoras (léase grandes superficies) imponen un precio abusivo a los productores violando de manera encubierta las leyes del libre mercado, ya que no hay una competencia real entre ellas. El pequeño productor no puede elegir a quien vende ni a qué precio. Para ello, estas grandes superficies juegan, si es necesario, con la ficha de utilizar importaciones del exterior, compradas a precios de risa, lo que a su vez contribuye a mantener las mismas condiciones abusivas en otros paises menos desarrollados. Por contra, en los mercados nosotros compramos al minorista, al tendero, que pone un precio acorde con lo que a él le ha costado la mercancía, que a su vez ha comprado, habitualmente por subasta, al mayorista. Entre el mayorista y el productor puede haber aún uno o dos intermediarios, por desgracia, pero la competencia entre ellos es mayor, así que en la pelea por conseguir más y mejor producto salimos ganando tanto el consumidor como el productor.

Ya sé que me vais a decir que no teneis tiempo, que el mercado está muy lejos, sin aparcamiento, que el tendero os engaña… Pensadlo. Se trata de ir una vez por semana y hacer la compra de la carne, la fruta y el pescado. Tampoco hay que ofuscarse con lo del mercado. Vale una tienda de barrio. Con respecto a que nos engañan los tenderos avispados, nosotros tenemos la experiencia de haber tenido que probar en varios puestos hasta encontrar uno de confianza. Después, ya no hay problema: siempre al mismo.

8. Evidentemente, está el tema del reciclaje. Aquí, por desgracia, se depende de los ayuntamientos. Nosotros tenemos la suerte de que el nuestro nos ha puesto contenedores de vidrio, papel y envases casi en la puerta de casa. Pero además, está el tema del punto limpio. Hay otras sustancias, como aceites, bombillas, pilas, electrodomésticos inservibles, radiografías, ropa, calzado, escombros, etc, que pueden y deben ser reciclados en un punto limpio. No cuesta trabajo acumular algunas de esas cosas y hacer un viaje una vez al mes.

9. Y para acabar, en relación con el punto anterior, no hay mejor forma de reciclar que no tener que hacerlo. Me refiero a luchar contra el consumo excesivo. ¿Cuántas cosas innecesarias compramos? De hecho, muchas veces puede que compremos algo nuevo porque podemos reciclar lo viejo. ¿No creeis que nuestro mundo nos está haciendo ver como imprescindibles cosas que si se piensa un poco son absolutamente superfluas? Ese consumo excesivo para mí no contribuye a ningún tipo de desarrollo.

Seguro que el lector avispado está pensando que el título de la entrada es “Decálogo para el desarrollo sostenible en el hogar” y sólo he mencionado 9 medidas. Cierto, pero es que si no, el título no mola. Además, así dejo la 10ª medida para que la sugirais en los comentarios.

Saludos.

5 comentarios to “Decálogo para el desarrollo sostenible en el hogar”

  1. AnaMaria said

    Creo que en la responsabilidad de reciclar, los restos orgánicos que son bastantes no llegan a buen puerto. El compost es trabajoso, yo llevo años realizando esta tarea, pero claro tengo huerto. Sigo creyendo que en un piso se puede utilizar una pequeña compostera, solo es cuestión de querer. Ojala contáramos con el respaldo de los Ayuntamientos. Saludos

  2. ajsaez3 said

    ¿Una pequeña compostera en un piso? No suena mal, pero requeriría un poco de espacio… ¡Es cuestión de estudiarlo! Así no tendríamos que comprar tierra para las macetas. De todas formas, cuando separamos los envases, salimos a una bolsa de basura “no reciclable” cada dos o tres días, de la cual, no creo que más de la tercera parte sea realmente orgánico. ¿Dónde se puede conseguir una compostera?

  3. Joaquín said

    Hola,

    estas consideraciones sobre energías renovables y desarrollo sostenible por si interesa a los lectores de este lugar:

    El extraño caso del país que vivía del sol

    http://yogasala.blogspot.com/2009/04/el-extrano-caso-del-pais-que-vivia-del.html

    Saludos y gracias por la atención,

    Joaquín

  4. absentaverde said

    Buenas, me ha parecido todo muy interesante. Quería comentar que se sigue en marcha el plan PREVER para electrodomésticos en Andalucía. En particular, del aire acondicionado si entregas tu vieja máquina te descuentan un 25% de la que vayas a comprar. Puede que si calculas el ahorro en la factura de la luz salga rentable a medio plazo. A nosotros nos ha sorprendido la diferencia en el ruido de nuestra vieja máquina y la nueva.
    Del tema de comprar en mercados y tiendas de barrio hay un tema más muy importante, que es el ahorro energético en transporte. Los productos de este tipo de tiendas son de la zona, y normalmente, no han venido de China o Singapur; y ahorramos ese gasto en combustible.
    Yo llevo tiempo intentando fabricarme un fregasuelos ecológico, que creo que lleva limón y algo más, pero no localizo ninguna receta. Si alguien sabe alguna, agradecería la ayuda.

  5. absentaverde said

    Otra cosilla, las compostadoras las venden en el Leroy Merlin. Es una caja de plástico con agujeros para que la basura se airee. Dicen que si la haces bien no huele.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: