Púlsar45 Weblog

Donde lo Permanente, es el Cambio

TCM y las 50 péliculas que deberías ver antes de morir (9-12)

Posted by pulsar45 en junio 24, 2009

9-BONNIE Y CLIDE

09bonnieclyde

EEUU – 1967 – 110 min.
Director: Arthur Penn
Intérpretes: Warren Beatty, Faye Dunaway, Michael J. Pollard, Gene Hackman, Estelle Parsons, Denver Pyle, Dub Taylor

SINOPSIS

Son los años 30 y Estados Unidos se recupera de la depresión. Para algunos como Clyde Barrow la desesperación les deja pocas opciones. En sus andanzas como ladrón, Clyde se cruza Bonnie Parker, una camarera ávida de emociones fuertes.

Los dos se convertirán en los ladrones de bancos más buscados. Con la ayuda del mecánico de una gasolinera, el hermano y la cuñada de Clyde, Bonnie y él huyen hacia delante de la policía y de sus propias vidas, sembrando el pánico, contando con la violencia y su amor como sus únicos aliados.

Influido por la nouvelle vague de la época, Arthur Penn dirigió con maestría esta película que se llevó dos Oscar en 1968, uno por su fotografía y otro a la mejor actriz secundaria, interpretada por Estelle Parsons.

A partir de la banda de delincuentes que ocupó portadas de periódicos a principios de los años 30 en Norteamérica, hizo de avanzadilla en el género de las road movies, mezcló la comedia y el drama consiguiendo que la acción fuera constante y sacó lo mejor de Warren Beatty y Faye Dunaway, convirtiendo la cinta en un clásico del Hollywood contemporáneo.

10-CANTANDO BAJO LA LLUVIA

10cantando

USA – 1952 – 99 min.
Director: Gene Kelly/Stanley Donen
Intérpretes: Gene Kelly, Debbie Reynolds, Donald O’Connor, Jean Hagen, Millard Mitchell, Rita Moreno

SINOPSIS

Más de 50 años después de su estreno, “Cantando bajo la lluvia” sigue siendo la película en la que se contiene toda la historia del cine. En clave de musical, reúne todo lo que fue, es y seguirá siendo por muchos años el arte más completo y emocionante del siglo XX. Gene Kelly puso su maestría como bailarín y actor y Stanley Donen depositó en este título imprescindible toneladas de sabiduría cinematográfica. Es el mejor musical de todos los tiempos, con todos los ingredientes necesarios en el género: baile, canciones que frisan la perfección, emociones.

Sólo por esta película, los aficionados al cine tenemos una deuda eterna con su productora, Metro-Goldwyn Mayer. Una de las secuencias más complicadas de rodar en esta historia, que narra sobre todo la transición del cine mudo al sonoro, fue la final, un momento onírico en el que Gene Kelly baila con Cid Charysse, la dueña de las piernas más impresionantes de la historia del espectáculo. Para rodarla, el equipo trabajó durante dos semanas y la productora invirtió algo más de 600.000 de dólares, una quinta parte del presupuesto total. “Cantando bajo la lluvia” está llena de anécdotas: los 40 grados de fiebre que tenía Gene Kelly cuando hizo la secuencia que da título a la película; el guión, la historia, se escribió tomando como punto de partida las canciones, de manera que de lo que se trataba es de que estas encajaran en la historia; se trabajaba en el plató unas 18 horas diarias; a Gene Kelly se le llevaban los demonios cada vez que veía lo negada que era para el baile Debbie Reynolds.

Cientos de historias para un film que hay que ver obligatoriamente y cuyo original fue destruido en un incendio, sin que la tragedia llegara a más, por fortuna: “Cantando bajo la lluvia” ha llegado a nuestros días sana y salva.

11-TIEMPOS MODERNOS

11tiemposmodernos

USA – 1936 – 84 min.
Director: Charles Chaplin
Intérpretes: Charles Chaplin, Paulette Godard, Henry Bergman, Tiny Sandford, Chester Conklin, Hank Mann.

SINOPSIS

El estrés que sufre un obrero en la fábrica donde trabaja, acaba volviéndole loco. Tras pasar un tiempo en el manicomio, será confundido con un líder comunista y encarcelado. Cuando descubre lo que les espera al recobrar su libertad, prefiere seguir encerrado. Pero, aunque todavía le espera vivir más de un disgusto, encontrará volviendo a prisión a una joven huérfana que le devolverá la esperanza perdida.

A la angustia de las clases menos favorecidas durante la depresión norteamericana y a todos los problemas que se vivían en la época, como el paro, la delincuencia o la intolerancia política, dedica Charles Chaplin su última película como Charlot, al que puso tímidamente voz al final de la cinta.

La película es una dura crítica social a la que a pesar de todo el propio director restó importancia. Para retratarla usó su mejor técnica, el humor. Y una vez más le sobraron las palabras para demostrar su genio, a pesar de que el sonoro llevaba ya 10 años funcionando. Su valor histórico es reconocido en nuestros días.

12-LA REINA DE AFRICA

12reina-de-africa

GB, USA – 1951 – 101 min.
Director: John Huston
Intérpretes: Humphrey Bogart, Katharine Hepburn, Robert Morley, Peter Bull, Theodore Bikel

SINOPSIS

No tiene el marketing la culpa de que haya películas en la historia que más que películas sean leyenda. Se trata de filmes, como este, que se estrenaron ya precedidos de una ingente cantidad de anécdotas, circunstancias y curiosas personalidades… No es el marketing, sino una intangible grandeza que resulta imposible describir.

La novela original de C. S. Forrester se había intentado llevar al cine ya cuando ni siquiera la Segunda Guerra Mundial había estallado. La primera actriz elegida para el papel protagonista fue Bette Davis y John Mills el actor. Eso fue a finales de los años 30; un decenio más tarde, el proyecto seguía viajando de mesa en mesa y de nuevo Bette Davis era la actriz elegida, mientras el flamante candidato era David Niven. Pocos años después, se pensó en James Mason y, ya a principios de los 50, John Huston tomó las riendas de la producción y la apuesta definitiva fue por Humphrey Bogart y Katharine Hepburn, lo que, visto el casting inicial, nunca agradeceremos lo suficiente al genial director.

El rodaje de esta película de aventuras, ambientada en el corazón de África y con un socarrón alcohólico y una pacata misionera como protagonistas, estuvo salpicado de anécdotas, de peleas y de malentendidos, como cuenta Peter Viertel en su novela “Cazador blanco, corazón negro”, que dio pie a la película del mismo título dirigida por Clint Eastwood. Por cierto, que Peter Viertel fue, junto con James Agee y el propio John Huston, guionista de “La reina de África”, aunque su nombre no se incluyó en los títulos de crédito. Más allá de todas estas circunstancias, queda una obra maestra del cine clásico, rodada con pulso y firmeza, salpicada de punzantes diálogos y un sólido trabajo de construcción de personajes.

Humphrey Bogart obtuvo por su trabajo en “La reina de África” el único Oscar de toda su carrera. Le costó, pero lo consiguió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: